El héroe del…cine



Tengo 18 películas de Buster Keaton y no creo tener aún suficiente de él. En alguna ocasión le dije a mis amigos que me gustaba mucho más el humor de Buster que de Harold Lloyd o el del mismo Chaplin. Definitivamente los tres son geniales, pero Keaton tiene un algo que me encanta.


El héroe del río, Las relaciones con mi mujer, El maquinista de la general, Pamplinas nació trece y otras me han hecho reír tremendamente. Coincido con los que dicen que Buster Keaton tuvo una visión mucho menos comercial y más surrealista del cine que otros de sus contemporáneos.


Sin embargo su vida no fue tan cómica, aun que sí muy particular. Empezó desde pequeñito volando por los aires en un espectáculo, realizado por sus padres que eran cómicos de vaudeville, y aunque lo que hacían con él era algo arriesgado, él parecía tener un don de indestructibilidad, quizás por esto Houdini lo bautizó con el sobrenombre de Buster (el destructor) cuando lo vio caer por las escaleras y salir totalmente ileso.


“El cara de piedra” como le solían llamar, por la inexpresividad de su rostro, a pesar de todas las circunstancias aledañas (era como si dijera... todo esta bien a pesar de todo), no tuvo, sin embargo, tanta suerte en las caídas de su vida adulta donde el fracaso matrimonial con Natalie Talmagde y su alcoholismo lo derrumbaron llevándolo a su etapa mas crítica.


Quizás en esos momentos la vida le puso obstáculos que no pudo superar en su momento, como su falta de visión de negociante que lo obligaron, prácticamente, a cumplir un contrato con la MGM que, con la llegada del cine sonoro, le pidió representar papeles que no estaban acorde con su genialidad; además de la actitud de su mujer, que al parecer se volvió una carga para Keaton, con sus excesivos gastos, su constantes reclamos y la intromisión de sus hermanas en el matrimonio.


“A pesar de todo” (como lo decía su expresión) Keaton salió airoso de todo , aun cuando tuvo que buscar nuevos horizontes en Europa y enfrentar un segundo divorcio…. incluso la película que consideraron un fiasco comercial El maquinista de la general, se convirtió en un éxito que sigue admirando y haciendo reír a nuevas generaciones… generaciones como la mía por ejemplo.


Keaton es un héroe del cine pues no solo fue actor, sino que además fue escritor, director, técnico y hacía todas sus escenas sin doblajes. El vivía por y para el cine y murió haciendo lo que siempre amó con sumo respeto a sus ideas y a su trabajo.

No hay comentarios: