Entiéndase que no solo era un burdel

Es gracioso pensar que las grandes obras nacieron de ideas sencillas y de pretensiones o fascinaciones mundanas.

Hace poco tiempo vi un documental de la pintura más importante del siglo XX Las Señoritas De Avignon y bueno muchas de las cosas que se dicen en ese programa, es decir datos ubicaciones y fechas se las puede ubicar con cierta facilidad en numerosos buscadores y páginas de internet como, por ejemplo, wikypedia.


Lo que verdaderamente me deleita comentar es la verdadera motivación, que se ha buscado durante años, del pintor Picasso, para realizar esta obra de arte que se ha convertido es su más grande obra y en uno de los cuadros más importantes de la historia.


Se han planteado tantas hipótesis y los estudios de estas han planteado que muchos de los miedos de Picasso se vieron plasmados en esta monumental obra. Uno de esos miedos era el temor a las enfermedades de transmisión sexual sobretodo a la sífilis, esto según sus bocetos, unos 700 aproximadamente, donde se muestra, que en un comienzo la imagen reflejada en este cuadro no estaba compuesta solo por las cinco mujeres prostitutas sino además por dos hombres, un marinero y un estudiante de medicina, que llevaba una calavera y que reflejaría la muerte como castigo por ser tentado por los placeres carnales y como producto de un ETS.



Por otro lado también se ve reflejado su fascinación por la cultura africana, por sus mascaras y las formas angulares con las que representaban los ojos, la nariz u otras formas de la figura humana.



Aunque Picasso nunca quiso revelar los secretos de esta maravillosa obra de arte, pues creía que una pintura solo sobreviviría, no por su historia, sino por su leyenda, y aunque negara que se inspiró en al cultura africana para pintar El Burdel ( el nombre Señoritas De Avignon le fue dado por Apollinaire y Picasso nunca lo aceptó como nombre de su obra), los indicios actuales y las coincidencias con esta cultura y con las obras de Cezanne, Ingres y el Greco hacen pensar que Picasso fue influenciado por estos y también por la profunda rivalidad con Matisse.



Sin embargo el verdadero valor no esta ligado a la motivación, si bien es importantísimo para comprenderla, sino mas bien a la drasticidad de su obra que se contrapuso a todos los cánones de su época. Las Señoritas De Avignon niega la perspectiva y muestra las formas femeninas de forma agresiva y cruda, además de esto presenta iconos es decir no existe una narración en su cuadro.



Por todo esto la obra esta valorizada en 320, 000 dólares aunque Picasso la haya vendido en unos a 7, 200 dólares aproximadamente. Entiéndase pues que no solo era la imagen de un burdel sino una mezcla de emociones y visión modernista del mundo.