¡Oye! yo también quiero leer un poquito



Tengo la poca grata impresión de que un poco difícil, por lo menos en Chiclayo, hallar libros que hablen de teatro o de técnicas teatrales. ¿Por qué será?


Hoy compré un par de libros de teatro, con mucha suerte, uno, de Juan Rivera Saavedra (padre de “El crédito”, nuestro montaje mas reciente) y el otro de teatro escolar. Los dos son libros menuditos pero que valen la pena leer pues no hay mucho que escoger.
El otro día me topé con un librito de teatro completo de Florencio Sánchez que también compré de inmediato ( me sentí muy feliz de que mis amigos no lo compraran antes)


Una de nuestras proveedoras inmediatas de textos de teatro que además siempre nos alegra con sus visitas es Sara Joffré, quien siempre carga con sus revistas “Muestra” de teatro peruano. En verdad es una mujer admirable…. ¡maneja un scooter mejor que muchos jovencitos! Y tiene mucha de la historia del teatro peruano en sus memorias que comparte con mucha gracia y estilo propio.


Otra buena oportunidad para adquirir libros con textos de teatro se encuentra al asistir a eventos culturales, presentaciones de libros, encuentros y conferencias de teatro y obviamente a montajes teatrales, donde suelen vender libros al finalizar cada función. Como en el último festival de teatro UCSUR en Lima, donde hubo una variedad de libros puestos a la venta, algunos muy interesantes como los de Laurietz Seda sobre teatro latinoamericano, entre otros o como después de la función del grupo Yuyachkani, Los Músicos Ambulantes, que se realizó en febrero en el teatro dos de mayo donde también hubo una buena oportunidad para comprar un libro muy interesante escrito por Miguel Rubio Zapata: El Cuerpo Ausente (performance política), que aunque costó algo caro, para una estudiante como yo, valió la pena adquirir.


Yo siempre me quedo con las ganas de leer otro poquito de textos que a veces parecen algo lejanos. Gracias a Dios existen los amigos teatristas que también tienen una biblioteca personal más o menos amplios de donde uno puede robarse un librito por algunas semanas y páginas de teatro en la red de donde también se obtiene otro tanto de información.

No hay comentarios: