Caracterización de un personaje

El trabajo de caracterización de un personaje, a veces, puede ser muy complicado si no se tiene las herramientas adecuadas. Hay numerosos recursos  a los cuales se puede recurrir cuando se trata de construir un personaje. Por ejemplo  existe la técnica de la memoria emotiva que consiste en recurrir a  los recuerdos de  nuestras emociones  y exteriorizarlas en el caso de que así lo  necesitase el personaje, para llorar, reír, enfurecerse, etc.
Alguna vez pude experimentar con  esta técnica y a decir verdad es algo difícil de manejar pues muchas veces se suele  racionalizar los sentimientos o  se corre el peligro de no poder controlarlos.
Para utilizar técnicas para la creación de un personaje siempre en necesario la guía y observación de un director de teatro, que es el mas apropiado para hacernos notar si nuestro trabajo va por buen o mal camino, sin embargo responder  algunas  de las siguientes interrogantes  nos ayudarían muchísimo a colocarnos  en el” papel del otro”.

Para empezar debemos armar una ficha técnica para nuestro personaje, colocar su nombre, su edad, a que país pertenece, en que época vive,  su peso, su estatura, su raza, el color de ojos que tiene, su ocupación, su estado civil, donde vive , etc , etc …Es decir  todas esas características externas  que podría tener y que me ayudaría a formar una imagen externa de él, esto también incluye  características físicas particulares (por ejemplo si tiene algunas marca en particular o cojea)  y  su posición socioeconómica
Para  conocerlo más a fondo entonces debemos ubicarnos dentro de sus características psicológicas esto quiere decir, conocer su ritmo interior y saber de sus referencias personales, como saber a que le tiene miedo, que no soporta, de que se arrepiente, si es capaz de matar, que le gusta comer, cuando tuvo su primera relación sexual, como se viste, que le causa mayor placer o dolor, a quien admira, que quiere logara en al vida, etc.
Sobretodo lo más importante es mantener bien claro cual es el objetivo  principal del personaje en la obra  y conocer cual es el mayor obstáculo  que debe afrontar para lograrlo.
Solo conociendo a fondo a nuestro personaje podremos darle vida, pues si bien este tiene nuestro cuerpo es totalmente diferente a nosotros… Ahí radica el arte del actor, ¡en ser otro en si mismo!

No hay comentarios: